La seda

No resulta posible fechar con exactitud la aparición del tejido de la seda en China, se han encontrado fragmentos de seda entre las tumbas reales de la Dinastía Shong XVII y XI aC pero en el uso cotidiano se tiene constancia bajo la Dinastía Han II aC.

La obtención del hilo de seda en China existió desde el Periodo Neolítico, la leyenda dice que fue introducida por Nûgua, la esposa del héroe cultural Fuxi.

Según la tradición China, la historia de la seda empieza en el siglo XXVII aC prosigue durante  tres milenios la exclusividad,  durante los cuales China exporta este tejido precioso sin revelar jamas el secreto de su fabricación. El arte de la fabricar seda se transmitió después a otras civilizaciones gracias a mercaderes, ladrones, monjes y diplomáticos. Una vez llega a Europa Occidental a finales de la Edad Media, la producción de la seda alcanza la fase de la industrialización  a partir del siglo XIX.

La fibra de la seda tiene una sección transversal triangular con esquinas redondeadas esto hacé que se refleje la luz a diferentes ángulos, dando a la seda un brillo natural.

Es una de las fibras mas fuertes aunque pierde fuerza con la humedad.

Los tejidos de seda son cómodos en el verano y cálidos en invierno.

Por ser una fibra tan cara, se aprovecha al máximo su rendimiento.Para ello, una vez hilado el filamento, los desperdicios (capullos en los que el gusano ya ha salido, retos de filamento) se tratan para volver a hilar los y los últimos restos no aprovechables para el hilado, se utilizan para buatas y otros rellenos.